BAILAR EN TIEMPOS DE CRISIS


BAILAR EN TIEMPOS DE CRISIS.

 

La danza juega un papel de suma importancia en la vida de los seres humanos, es de hecho, intrinseca a nuestra naturaleza. Danza es ritmo, cadencia, pausa y movimiento. Todo lo que tiene vida se mueve, por lo tanto bailamos para vivir.

   Dentro de las muchas ventajas que tiene la danza, se encuentra la de liberar estrés, crear endorfinas, ejercitar nuestro cuerpo, relajar nuestra mente y desarrollar nuestra creatividad, esta suma de cualidades dan como resultado, seres humanos más felices, flexibles y pacientes.

  Sin embargo, la danza como todo en nuestro mundo tiene su antagónico una serie de consecuencias como lesiones, frustraciones, baja autoestima, entre otras, pero estas consecuentes se deben a dos factores importantes, en primer lugar al maestro y en segundo a la información que hemos tenido acerca de lo que signific la palabra danza. 

 

      El escritor Guillermo Marín dice que ".... La instrucción se sustenta en la transmisión de conocimientos y la educación en la trasmisión de valores. Cada dia salen de las escuelas individuos formados en avanzados conocimientos cientificos y tecnológicos, pero al mismo tiempo, carentes de valores. Y una instrucción sin valores, nos conduce a la destrucción social y del medio ambiente..." En la danza ocurre exactamente lo mismo. Los valores primordiales que deben existir dentro de esta disciplina son; el respeto por nuestro propio cuerpo, la consciencia de este y del espacio en el que nos movemos, el trabajo en equipo, la tolerancia a las ideas de los demás y sobre todo la certeza de que cada cuerpo y cada manera de moverse por un individuo son diferentes, y que esa diversidad, es la que nos enriquece.

   En un segundo plano está la información que recibimos acerca de la danza, que si es dificil, que si hay que ser muy delgados, que si se debe tener una dieta especial, que si hay que sudar para haber hecho un buen desempeño, que si tiene que doler, en fin, toda una serie de juicios y prejuicios, que muchas veces provocan distanciamiento hacia esta disciplina.

Lo cierto es que la danza como todo, evoluciona, transmuta, cambia, se mueve, y es de vital importancia estar continuamente informado acerca de las tendencias, innovaciones y descubrimientos acerca del cuerpo y las técnicas y metodologias necesarias para aprender a moverlo sin lesionarlo.

   Es importante que en estos tiempos que corren y que la crisis se vuelve además de económica, psicológica, realicemos actividades que nos produzcan bienestar y crecimiento interno, no importa el estilo ni el tipo de danza, lo importante es moverse, sentir el ritmo, la música, el tiempo y volar, asi es que ¡A bailar!

 

"Keops Guerrero".

Comparte este artículo