¡Estoy embarazada!, ¿ahora que?

¡Estoy embarazada!, ¿ahora que?, ¿debo dejar mi vida a parte?

 

Estar embarazada no significa que tu vida tenga que quedar en off, solo tienes que hacer algunas modificaciones y seguir con tus hobbies, deportes, tareas, trabajo, etc.

 

Ya sabemos que hay que realizar cambios o dejar hábitos como dejarse de fumar, prescindir de esas cervecitas con los amigos o un vino con la comida... Tambien sabes que has de hacer cambios en casa, dejar hueco donde estará la cuna, hacer espacio en algún armario para la ropita del bebé. Dejar la mayoria de tu ropa habitual de lado y escoger la ropa más holgada, ancha y cómoda que tengas, hacer algunas compras, etc. Todo esto y mucho más, que poco a poco, sobretodo si eres primeriza, irás descubriendo sobre la marcha, y parecerá que cada vez aparecen más cosas por hacer, y llega el momento en que, entre todo esto, añadiendo al carro, el tiempo que te ocupa el trabajo (si en este momento sigues trabajando)y de pronto te das cuenta de que, ¡te olvidas de ti misma!. Algo tan importante, y de lo que la gente no te habla, todo es para y por el bebé, labores de casa, etc... Pero... ¿y tu?, sigues aqui, a pesar de que tu mente y tu cuerpo cambia con el embarazo, sigues siendo la misma.

Algo que te hará tener un embarazo feliz, y cuidar tu salud para lo que te viene después, será no olvidarte, tener en cuenta y observar los cambios que ocurren en ti, en tu mente, en tus emociones, en tus inquietudes, y sobretodo tu cuerpo, sin olvidar quien eras antes de todos estos cambios. Esto te ayudará a mantenerte sana mental y emocionalmente durante el embarazo y después del parto.

El embarazo es una etapa en la que, como acabamos de citar, son muchisimos cambios de los que tu persona en todos los  aspectos sufre, o disfruta (porque...por qué no llamarlo así, al fin y al cabo es un motivo precioso!). Así que, pon en tu agenda como una de tus prioridades, dedicarte a ti, observarte, quererte, escucharte, aceptarte, recordar tu esencia...

Y tu dirás, ¡vale! esto es muy bonito decirlo, pero cuando estás volviendote medio loca, por las hormonas que hacen de las suyas, y tu cuerpo se hace grande y te sientes una ballena con patas, ¿como consigo hacer todo eso que comentas?. 

Bueno... pues aqui te pongo algunos consejos que con mi propia experiencia he ido combatiendo esos nueve meses y finalmente a pesar de esos cambios, he conseguido seguir siendo yo misma y disfrutar de esta etapa;

 

- El humor es lo más importante en esta etapa, buscale la parte graciosa y ríete de tu propias batallas internas (emocionales) (recuerdo estar llorando con una pelicula, a la vez que me partía de risa de mi misma porque no podia aguantarme el llanto, y me vi llorando y riendo sin parar, fue raro, pero muy gracioso), de tus torpezas (tengo las manos de mantequilla, soy la prima de mister bean y cosas asi...), de tu figura (llamandote pelotica andante, barriete con patas...) seguro que poniendote motes y adjetivos a ti misma en esos momentos, ablanda tu frustración o mala leche. Y si lo compartes con tus amigas, familiares o pareja, os reiréis mucho, creeme.

- Cuidate la piel, después de cada ducha, echate crema hidratante en todo el cuerpo, haciendote pequeños masajes y disfrutando de ese momento, y no solo para mantener tu piel en buen estado, sino, para disfrutar de tu momento para dedicarte, para quererte, cuidarte y reconciliarte contigo misma, mientras te recuerdas, como eres en realidad, y que tu cuerpo solo cambia pasajeramente, porque si tu quieres y pones de tu parte, volverás a estar en forma. 

- Haz ejercicio,  anda con o sin música, aunque la música siempre aportará más positividad a la tarea, haz Yoga si ya realizabas anteriormente, sigue, modificando algunas cosas, y si no lo hacias antes de quedarte en estado, tambien puedes empezar a descubrir algunas posturas muy beneficiosas y fáciles. A parte de mantenerte más activa, contenta, las hormonas y cambios de humor a raya, te quitará la sensación de pesadez, y la sensación de que no puedes moverte igual que antes, y así, estarás tambien cuidando la autoestima.

La autoestima es una de las otras cosas a parte del humor, que has de tener muy en cuenta en esta etapa. Cuida los mensajes que te des a ti misma mentalmente. Con humor, con ejercicio y mantener tu esencia (hobbies, hábitos, tareas que te hagan sentir realizada,., ) te será fácil mantener en buen estado tu autoestima. 

- Cuida de no aburrirte en exceso con una vida sedentaria, mantente activa, Es importante descansar, pero ojo con no tener hábitos de vida sedentaria, esto te puede crear tristeza. Si ya no estás trabajando, y tienes la sensación de no saber donde meterte ni que hacer con tu  vida en esta etapa, te aconsejo, crearte una rutina de ejercicio, tres veces a la semana mínimo 30 minutos.

También es una etapa que te da la gran oportunidad para realizar aquello que siempre quisiste hacer y no tuviste tiempo, ir a charlas, talleres de lo que te gusta (cocina, baile, autoestima...), recupera un hobbie que hace años que no haces, prueba cosas nuevas como el yoga (si nunca lo habias probado) o apuntate a clases de danza del vientre (muy saludables para el embarazo), dibuja, pinta, coge un autobús y vete a inspeccionar y conocer el pueblo que tienes a solo una hora de donde vives, te puede sorprender de que no lo conoces o no sabes mucho de él. 

- Mantén tu mente activa, estimula tu cerebro. Existen estudios científicos que afirman que la mujer en etapa de embarazo, estrés post-parto, lactancia... y todo lo que conlleva ser mamá, puede bajar las capacidades cognitivas. (Aqui puedes ver el siguiente artículo sobre, como cambia el cerebro en el embarazo). Dicho de manera simple y muy resumido, tu cerebro se prepara para cuidar, empatizar, ser más receptiva en aspectos emocionales de tu bebé, etc., por lo que, restaria en otras capacidades cognitivas e intelectuales. No es que te hagas vaga o tonta, sino, que tu cerebro se prepara dejando actividad mental e intelectual, y deja todas sus fuerzas y capacidades para estar a tope en el cuidado de tu bebé.

Esto es natural y nada malo por lo que preocuparse, pero a la vez, no creo que debamos olvidar mantener activa la mente y la estimulación de nuestro cerebro. Por lo que, recomiendo hacer sudokus, sopa de letras, y este tipo de pasatiempos, que aportarán quitarte aburrimiento y sentirte realizada, importante para levantar la autoestima. 

- Cierra las cosas que tengas pendientes. Arreglar papeleos, coserte algunas camisetas que tenias pendientes, llamar a la compañia de la luz para cambiar la tarifa, o a la del telefono, arreglar esa tuberia del fregadero que pierde agua, etc, seguro que tienes muchas cosas pendientes que dejas pasar. Aprovecha este momento para cerrarlas, y asi, cuando tengas que ocuparte de tu bebé, podrás hacerlo más aliviada y más dedicada plenamente, con la gran sensación de que todo está en orden y arreglado. 


Comparte este artículo